El ciclo escolar está por terminar, muchos ya están en exámenes finales y otros más ya están de vacaciones. Si estás por entrar a la universidad seguro andas medio nervioso, en un par de meses tendrás la oportunidad de reinventarte y nosotros te daremos algunos tips para que la transición de prepa a uni no te deje un mal sabor de boca.

Investiga sobre tus profesores

Hay unis que te dejarán escoger el docente con el que tomarás ciertas clases, asegúrate de preguntarle a otros estudiantes sobre ellos, que tan barcos son, que porcentaje les dan a sus exámenes o que tan bien explican. Recuerda que en esta etapa lo mejor es tomar clases con el profe que te inspire, no que te de la hora libre, en un futuro lo vas a agradecer.

Mantén equilibrada tu vida

Sabemos que para muchos es importante sacar un promedio impecable, pero por experiencia propia te recomendamos darte respiros de la escuela. Sabemos que no es fácil, pero seguir saliendo con tus amigos, pasar tiempo con tu familia, hacer ejercicio y seguir teniendo hobbies es muy importante para no acumular ansiedad, cosa que es muy común a finales de curso. Así que date chance de seguir teniendo una vida fuera de la universidad.

Que tu servicio social esté relacionado con tu carrera

Muchos trabajan mientras estudian, pero muchos otros no, y somos estos los que sufrimos un poco más los cambios cuando entramos al mundo laboral. Si haces tu servicio o prácticas en algún lugar relacionado a lo que estudias tendrás una mejor idea de qué es lo que harás saliendo de la carrera. Además, siempre es importante saber la importancia de ganarte las cosas por tu propio mérito.

Toma en serio tus estudios

La vida social en la universidad es de las mejores cosas, conoces a personas con tus mismos intereses, a otras con objetivos muy distintos y hasta terminas conviviendo con estudiantes de otras universidades. Pero recuerda cuál es la razón principal por la que te encuentras ahí. Si puedes estudia otro idioma, puede parecer cliché, pero si abre muchas más puertas.

Haz networking con los docentes

Aquí no se trata de hacerles la barba a tus profes, sino de crear relaciones basadas en lo académico para que cuando necesites liberar tu servicio social, prácticas profesionales o hasta encontrar trabajo tengas contactos que te puedan recomendar en algún lugar. Ahorita puede parecer raro, pero en tus últimos semestres nos los vas a agradecer.

Tags:

¿Listo para mantenerte en la conversación?

Registrate a nuestro boletín y recibe lo mejor de educación y empleo.